miércoles, 4 de abril de 2012

Bollitos de leche¡¡

Qué rico estaban estos bollitos de leche y qué poquito han durado¡¡
Saqué la receta del blog Just a Little bite, que los califica de "perfectos". Yo no se si son los más perfectos, ya que recuerdo el sabor de los del obrador "Parrilla" que estaba en la calle Antonio Machín (antes Manuel Mateos), que era donde vivía de pequeña en Sevilla y mi recuerdo era de unos bollos blanditos y riquísimos y era capaz de comerme 6 de una sentada, recien traídos por mi padre un domingo por la mañana.

Pero si dejo de lado los recuerdos, estos estaban buenísimos y sencillitos de hacer:


INGREDIENTES (11 unidades más o menos)


275 gr de harina de fuerza

85 gr de leche

65 gr de mantequilla

45 gr de azúcar

1 cucharada de miel

20 gr de levadura fresca

Media cucharadita de sal

2 huevos (1 y medio para la masa y el resto para pintar los bollitos)

Para el glaseado:

Azúcar

Agua

Agua de azahar

ELABORACIÓN


El amasado lo hice a mano, aún no tengo panificadora, como lo hizo Lidia. Así que empezamos disolviendo la levadura en la leche tibia.

Después añadimos la mantequilla a temperatura ambiente, 1 huevo y medio batido, la miel, el azúcar, la sal y la harina.

Amasamos y dejamos levar durante una hora, y queda tan mono como el de la foto.


Una vez transcurrido este tiempo, amasamos un poco para sacar el aire y formamos bolitas de 40 o 50 gr.






Les hacemos un corte en la parte superior y dejamos levar hasta que doblen el tamaño en la bandeja del horno sobre un papel vegetal. Aproximadamente 1 hora o 2. 

Cuidadito porque se ponen así de hermosos y se pegan, así que mejor poner dos bandejas.





Seguido de esto, pintamos los bollitos con el resto de huevo que nos quedaba. Y sobre los cortes que hemos hecho previamente ponemos un poco de azúcar humedecido con agua y unas gotas de agua de azahar. Para mí esto es fundamental, el aroma del agua de azahar es especial.



Horneamos los bollitos durante 8 minutos con el horno previamente precalentado a 200º, o hasta que estén dorados.

Dejamos enfriar los bollitos en el horno con la puerta entreabierta.
¿A que dice "cómeme"?, pues eso, nos los comimos
Lydia nos da estas indicaciones que vienen muy bien:

- En el momento de formar las bolitas, la masa estaba demasiado pegajosa y tuve que añadir más harina a cada porción de masa hasta que pude darle forma. Así que primero probar con la harina que aparece en la receta, y si veis que os queda muy pegajosa como a mi, ir añadiéndole harina a las porciones de 40 o 50gr hasta poder darles forma.

- Aunque al principio parezcan porciones pequeñas, luego crecen mucho en el horno! Así que ponerlas bien separadas o hacer dos tandas para que no se os peguen.

- En mi horno las dejé algo más de 8 minutos, unos 12 aproximadamente, porque no estaban muy dorados aún. Así que ir controlándolos, y no os despistéis porque se hacen muy rápido.

- Os aconsejo comerlos recién hechos y calentitos, pero bueno pasadas unas horas también aguantan si los tapamos muy bien.

- Se pueden congelar una vez horneados y enfriados, y al descongelarlos quedan como recién hechos

Probadlos porque merece la pena, un desayuno o merienda especiales ¿y si los rellenas de crema pastelera, chocolate, dulce de leche... ?

Un abrazo

2 comentarios:

Delicias Baruz dijo...

Tienen una pinta estupenda, sigo viendo tus recetas. Un abrazo, Clara.

Ananay Dulce Charo Frejo Bolado dijo...

Gracias Clara¡¡ me encanta tu blog y sería estupendo que pusiera la suscripción por mail y así no perderme ningún post¡¡.
Un abrazo